Anuncio

Búsqueda

Anuncio

Síguenos en

Detectan un incremento de organismos gelatinosos en la zona costera de Baja California PDF Imprimir Correo
Escrito por Diana Venegas on Martes, 04 de Diciembre de 2012 18:43   

crustaceos

 

Tras analizar datos obtenidos en muestreos realizados en los últimos 15 años por investigadores mexicanos frente a la costa occidental de Baja California, a través del programa IMECOCAL (Investigaciones Mexicanas de la Corriente de California), se descubrió un incremento muy fuerte -superior a 400 por ciento- de organismos gelatinosos en la zona costera entre 2006 y 2011, respecto al periodo 1998-2005, al tiempo que se ha registrado una drástica disminución de krill desde 2008.

Bertha Lavaniegos, investigadora de la División de Oceanología del CICESE y miembro del grupo IMECOCAL, explicó que el incremento de organismos gelatinosos (hasta cuatro veces más) está alterando el flujo de carbono en el sistema. Se trata de salpas (tunicados en forma de barril, que flotan libremente y tienen cuerpo gelatinoso) que filtran partículas de fitoplancton y rápidamente las metabolizan y forman excretas pesadas que van al fondo, intensificando los flujos de carbono en la columna vertical, mientras que en la capa superficial se están robando la comida que, en otras circunstancias, podría ser utilizada por copépodos y eufáusidos.

Consideró que es preocupante que en las regiones costeras esté disminuyendo el número ciertos crustáceos como los eufáusidos, que tienen un contenido proteico mayor y son el alimento principal de peces, ballenas, aves y crustáceos grandes que se crían en esas regiones. En cambio, han estado aumentando ciertos grupos gelatinosos que, nutricionalmente, son menos adecuados para cubrir sus requerimientos alimenticios, en ese sentido es preocupante que estén disminuyendo los eufáusidos.

Señaló que ahora lo importante es saber por qué está ocurriendo esto y analizar tanto cuestiones físicas como factores humanos. Apuntó que algunas personas, basadas en series de tiempo que no son lo suficientemente extensas como para dar una tendencia correcta, atribuyen este aumento de zooplancton gelatinoso al cambio climático.

krillEn la XIII reunión IMECOCAL, celebrada el 29 y 30 de noviembre de 2012 en el CICESE, la Dra. Lavaniegos presentó el resultado de estudios relacionados con la estructura del zooplancton frente a Baja California. Los resultados expuestos se obtuvieron de muestreos mensuales realizados por investigadores de Estados Unidos durante la década de los cincuenta y de los muestreos trimestrales que, desde 1997, realizan a través de IMECOCAL.

Basándose en cuestiones de circulación y productividad, mostró las diferencias del área de estudio que dividió en cuatro ecoregiones, y que son importantes a nivel productivo e interesantes a nivel oceanográfico y económico: dos oceánicas (región Norte y región Central) y dos costeras (Bahía Vizcaíno y Golfo de Ulloa -localizado entre Punta Eugenia y Bahía Magdalena-).

Para estudiar la estructura trófica de las ecoregiones, dividió el zooplancton en tres grupos: copépodos, tunicados y eufáusidos, siendo el grupo de los copépodos el más abundante.

Hay una gran variedad de organismos dentro de lo que denominamos zooplancton, cuya importancia es enorme ya que funcionan como transmisores de materia y energía en el ecosistema pelágico. Son los responsables de comerse el fitoplancton y, a su vez, proporcionan alimento para organismos de mayor tamaño, muchos de ellos de importancia comercial o que están siendo protegidos por ser especies amenazadas.

Explicó que los eufáusidos son el alimento favorito de peces pelágicos menores y han incrementado significativamente su presencia en la región oceánica central, mientras que en la zona costera ha tenido una respuesta opuesta. En Bahía Vizcaíno se observó un incremento significativo de tunicados (herbívoros gelatinosos) y un importante colapso de krill. En la región oceánica norte también hay un periodo reciente más gelatinoso, pero en este caso son organismos carnívoros como las medusas y sifonóforos los que han ido en aumento.

¿Un futuro más gelatinoso?

salpa
Destacó la importancia de estudiar los factores físicos (temperatura, salinidad del agua, entre otros) y relacionarlos con vientos, así como la importancia de los eventos de surgencia en las regiones costeras: "Los vientos ayudan a que el agua superficial se mueva hacia afuera de la costa y la substituye agua fría y rica en nutrientes que viene del fondo; esos nutrientes al llegar a las zonas más iluminadas hacen que haya florecimientos de fitoplancton y entonces toda la red trófica se estimula".

Son muchos los factores que interactúan de manera complicada, pero ese es el paso siguiente: averiguar qué está pasando con todos esos factores, explicar por qué se modifica la estructura del zooplancton y está incrementándose de esa manera el plancton gelatinoso y, a su vez, disminuyendo algunos crustáceos. O sea, apenas estamos empezando, porque detectamos el problema pero todavía no lo logramos explicar".

Subrayó que ese problema no se habría detectado sin la serie de tiempo que utilizaron para comparar cómo estaba antes y después. Ahora el trabajo de IMECOCAL será buscar un mecanismo que explique qué está pasando, porque aunque se tienen algunos indicios, hace falta comprender los mecanismos específicos que detonan los cambios.

Imágenes de:

1. Hans Hillewaert

2. Oystein Paulsen

3. Fotonatura.org 

Fuente de imágenes: Wikipedia

Última actualización ( Miércoles, 05 de Diciembre de 2012 20:35 )