Anuncio

Búsqueda

Colaboraciones

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Prev Next

Historia de los CPI

Historia de los  CPI

  El Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt   El Conacyt y el Sistema Cuando el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) fue creado en 1970, dependió de la Presidencia de la...

05 Mar 2012

Read more

Odisea para comprar unos boletos

Odisea para comprar unos boletos

Por Gaby Flores (gaby_flores@hotmail.com) Todo empezó como un día normal. Llevé a Shanti a su pediatra para revisar que su oído estuviera libre de infección tras 10 días de tratamiento con...

02 Mar 2012

Read more

Mapa láser en 3D muestra cambios después de un sismo

Mapa láser en 3D muestra cambios después de un sismo

Por Alejandro Hinojosa Corona / Departamento de Geología, CICESE La Tierra “sólida” no es tan sólida; está en una continua transformación generando montañas y abriendo océanos, donde la mayoría de estos...

10 Feb 2012

Read more

¿Para qué sirve una Agencia Espacial?

  La percepción de la población en general acerca de una agencia espacial nacional suele estar muy alejada de la realidad, sobre todo porque se desconoce las actividades que se pueden realizar, el...

17 Nov 2011

Read more

El nuevo paradigma; educación y cambio

El nuevo paradigma; educación y cambio

Del 6 al 10 de diciembre, en el Teatro universitario campus Mexicali, se llevará a cabo el VI Congreso internacional nuevo paradigma de la ciencia en la educación, un...

17 Nov 2011

Read more

Cuatro Cienégas enfermo de muerte

Cuatro Cienégas enfermo de muerte

Por: Valeria Souza (souza.valeria2@gmail.com) El sistema hidrológico del Churince, dentro del valle de Cuatro Ciénegas en Coahuila está enfermo de muerte. Este año 2011, no solo perdió los ríos y lagunitas que...

18 Oct 2011

Read more

Denominación de origen: entre la geografía y la responsabilidad

Denominación de origen: entre la geografía y la responsabilidad

Los efectos de la globalización plantean que las denominaciones de origen no deben ser otorgadas únicamente bajo criterios geográficos, sino que tienen que diversificarse, en virtud de los cambios que...

08 Jul 2011

Read more

La divulgación de las Ciencias de la Tierra sólida

Luis A. Delgado Argote La experiencia de platicar al público no especializado acerca de los procesos relacionados con la formación de cristales, de rocas y de montañas, entre otros, suele ser...

25 May 2011

Read more

¿Divulgar o fomentar la ciencia?

Gabriel Rendón Márquez En los últimos años se han incrementado los programas televisivos dedicados a la difusión de la ciencia a través de documentales que muestran los avances de la ciencia...

24 May 2011

Read more

Divulgación: ¿Conocimientos o inquietudes?

Divulgación: ¿Conocimientos o inquietudes?

Enrique Gómez Treviño Tal vez en lugar de difundir conocimientos deberíamos esparcir inquietudes. Y es que todos y cada uno de los resultados de la ciencia fueron precedidos por la inquietud...

24 May 2011

Read more
Anuncio

Síguenos en

Los retos de la comunicación de la ciencia PDF  | Imprimir |
Escrito por Colaborador on Lunes, 23 de Mayo de 2011 17:06   


Horacio de la Cueva

Sin la generación y recepción de experiencias o conocimientos nuestro mundo no existe, no hay forma de saber si nuestra comprensión del mundo es cercana a la realidad o está deformada por nuestra percepción. Una de las formas de transmitir y aprender sobre nuestra realidad es a través de las ciencias. ¿Cómo comunicamos las labores, los conocimientos y las consecuencias de lo que se hace en las ciencias?

Las ciencias son tareas, métodos y resultados con las cuales buscamos explicaciones mediante la relación causa efecto del como de algún evento o un fenómento en nuestra vida. A veces alguien explica un evento de la vida diaria, ¿por qué al batir la clara de un huevo cambia de estructura para convertirse en turrón? Al mismo tiempo alguien más estudia las leyes y probabilidades subatómicas que ayuden a diseñar una computadora cuántica.

Independientemente del sujeto de estudio, quien trabaja en ciencia debe comunicar sus resultados. Este deber de comunicación del científico se dá primero hacia los colegas, que evaluarán y revisarán el trabajo para determinar si está dentro de los cánones aceptados, no por la ciencia como una abstracción, sí por el grupo de trabajo que se encuentra resolviendo problemas similares al del autor. Sin esta aceptación, el trabajo del científico no existe y la frase de “publica o perece” es la regla más importante a seguir para ser reconocido en las ciencias. Sin esta comunicación entre pares que aumenta el conocimiento, a través de la controversia y el diálogo, no habría cambios en las ciencias, y la vida no sería tan rica en tecnologías y comodidades y posiblemente buscaríamos causas inmateriales para explicar nuestra vida.

La otra forma de transmitir conocimientos científicos, lo que casi todos entienden como comunicación de la ciencia, es la transferencia del conocimiento nuevo o clásico, asumido o controversial, a aquellos que no están familiarizados con el trabajo científico particular y que tienen un interés comercial, de uso o simple curiosidad.

Podemos hablar de dos formas de comunicación de la ciencia; la pasiva, en la que el transmisor de conocimientos, quien escribe el artículo, realiza el documental, concede la entrevista, escribe un texto para una revista infantil, o realiza una exposición de fotografía, expone una idea ante el público, adecuándola a la circunstancia de la audiencia.

Una segunda forma de la comunicación de la ciencia, activa y más parecida a las reuniones de las sociedades científicas del siglo XIX, es el diálogo con el público en general donde los científicos discuten directamente con el público su trabajo y sus consecuencias. Un ejemplo reciente de esto sería el taller de expertos de borrego cimarrón que se llevó a cabo en Ensenada. Aquí, académicos, autoridades y ejidatarios que conviven con el borrego, compartieron experiencia y conocimiento. Sin esta forma de comunicación no habrá forma de lograr una política de manejo del borrego cimarrón en el estado que garantize la permanencia, a través del uso sustentable, de la especie en el estado.

¿Por qué debemos preocuparnos por hacer comunicación de la ciencia? Dar a conocer nuestra labor a legos no ha sido bien visto por pares. Es bastante fácil trivializar el conocimiento y, por lo tanto, verlo abusado por demagogos, embaucadores, farsantes y acomplejados. Encuentro muy frustrante ver distorsionado, abusado y tergiversado el lenguaje de mi quehacer para ser utilizado con pretensiones falsas. Esta me parece exactamente la mejor razón para comunicar ciencia. Si nosotros podemos explicar claramente y con conocimiento de causa (y consecuencias) nuestro trabajo, lograremos educar al público no sólo en las ciencias, sino en cómo detectar a aquellos que buscan engañarlos. El trabajo en cualquier rama de la ciencia se distingue por su honestidad y es nuestro deber que el entendimiento de nuestro trabajo también se mantenga honesto.

Una segunda razón para comunicar la ciencia es que la falta de entendimiento del público -de nuestro trabajo científico- no nos permite justificar el valor de nuestros quehaceres. Dentro de este entendimiento debemos incluir a quienes toman decisiones presupuestales sobre el país. Cambiar la percepción de las ciencias como el trabajo de unos cuantos privilegiados y sin relación con la riqueza nacional, a la de un trabajo esencial de la nación, se convierte en un deber de los científicos para estimular nuestra creatividad y ayudar a lograr nuestra independencia económica y tecnológica.

Última actualización ( Lunes, 23 de Enero de 2012 22:02 )