Anuncio

Búsqueda

Política científica

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Prev Next

El presidente Peña Nieto se compromete a posicionar al Conacyt como…

El presidente Peña Nieto se compromete a posicionar al Conacyt como instrumento esencial para transformar el país

Es necesario que México se incorpore a la sociedad del conocimiento, pero también se requiere otorgar un mayor valor agregado a lo que el país produce, refiere el presidente   No hay...

08 Ene 2013

Read more

Proyecto de presupuesto para ciencia y tecnología 2013

Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2013. Estrategia programática (resumen) Ramo 38 Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología Para 2013, los recursos fiscales del presupuesto del Ramo 38 Consejo Nacional...

14 Dic 2012

Read more

El rol del periodismo en la apropiación social del conocimiento y…

El rol del periodismo en la apropiación social del conocimiento y la innovación

Comunicadores de la ciencia, la tecnología y la innovación construyen y debaten conceptos que contribuyen a un entendimiento común respecto del término innovación México, DF, a 3 de diciembre de 2012.-...

07 Dic 2012

Read more

Los Fondos Mixtos y su contribución al desarrollo de la ciencia

Los Fondos Mixtos y su contribución al desarrollo de la ciencia

Presentan el Conacyt y el Foro Consultivo Científico y Tecnológico en dos volúmenes los resultados del Fomix y el Fordecyt enfocados a fortalecer la capacidad científica de los estados México, D.F.,...

29 Nov 2012

Read more

El curso de la Agenda Nacional de Ciencia

El curso de la Agenda Nacional de Ciencia

Por Javier Flores La Jornada / 16 de octubre de 2012 El documento titulado Hacia una Agenda Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación es un trabajo que no tiene precedente en la...

19 Oct 2012

Read more

Hacia una Agenda Nacional en Ciencia, Tecnología e Innovación

Este documento, "Hacia una Agenda Nacional en Ciencia, Tecnología e Innovación", fue redactado por alrededor de 60 instituciones del país, entre otras el CICESE, y se entregó al presidente electo,...

11 Oct 2012

Read more

Agencia Espacial Mexicana y Agencia Mexicana de Mares y Costas

Agencia Espacial Mexicana y Agencia Mexicana de Mares y Costas

De crearse, la Agencia Mexicana de Mares y Costas (AMMC) compartirá actividades y objetivos con la recién instituida Agencia Espacial Mexicana (AEM), promulgándose ambas como las concentradoras de actividades fundamentales...

05 Jul 2012

Read more

Foro de consulta para la creación de la Agencia Mexicana de…

Foro de consulta para la creación de la Agencia Mexicana de Mares y Costas.

Científicos de 18 universidades y centros de investigación mexicanos, apoyados por la Comisión de Ciencia y Tecnología del senado de la república y el CONACYT, propusieron la creación de la...

24 Abr 2012

Read more

Dándole la cara al mar, propuesta de creación de la agencia…

Dándole la cara al mar, propuesta de creación de la agencia mexicana de mares y costas

Un paso más está dado para moldear la propuesta de creación de la Agencia Mexicana de Mares y Costas (AMMC), institución concebida para liderar las acciones sustentables en el tema...

20 Mar 2012

Read more

¿Porqué crear una Agencia Mexicana de Mares y Costas?

¿Porqué crear una Agencia Mexicana de Mares y Costas?

La respuesta la tiene un grupo de investigadores del CICESE, dentro de los que se encuentran los doctores Rubén Lara Lara y Gilberto Gaxiola. Argumentos sólidos sobran, aunque destacan: México...

14 Feb 2012

Read more
Anuncio

Síguenos en

Situación de la innovación de México PDF Imprimir Correo
Escrito por Ulises Cruz Aguirre on Viernes, 26 de Agosto de 2011 20:10   

Por Ernesto Rubio del Cueto/Periódico El Financiero

En dos años más se cumplirán 20 de que México suscribió el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Estados Unidos y Canadá, con la finalidad de aumentar la competitividad entre las empresas de la región y ampliar el mercado de bienes y servicios entre los tres países socios, que de haberse logrado supondría una mejora sostenida en nuestra economía y, por tanto, habría mejorado el bienestar social.

Para que México pudiera ser competitivo en plena era del conocimiento se debieron emprender diversas acciones tendentes a incrementar la cantidad y la calidad de los bienes y servicios producidos por México, y éstas debieron basarse en estrategias orientadas en la generación de nuevo conocimiento y su traducción en innovaciones, es decir que se tendrían que haber sentado las bases reales de una economía basada en el conocimiento.

Habría sido deseable una visión de país con reformas y acciones en diversos planos, fundamentalmente en la promoción e inversión en educación, salud, cienca y tecnología, y de fomento industrial a escala nacional.

Al revisar las cifras e indicadores de México sobre educación, ciencia, tecnología e innovación en el escenario internacional, la situación queda lejos de lo que sería deseable: de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el número de patentes mexicanas apenas representa 0.5 por ciento del total en el mundo.

El país sólo contribuye con 0.82 por ciento de los artículos científicos que se producen a escala mundial (Instituto para la Información Científica, 2010), y en materia de innovación ocupa el lugar 78 de 132 economías, según el Índice de Competitividad Global 2010-2011.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) preparó el reporte de Estudios de la OCDE sobre Políticas de Innovación México, que analiza las fortalezas y debilidades del sistema de innovación mexicano, y hace una serie de recomendaciones al gobierno para incrementar el impacto de la innovación en el desarrollo económico del país.

Aunque el documento señala algunos logros nacionales como haber alcanzado una estabilidad macroeconómica y contar con importantes centros de investigación de excelencia tanto públicos como privados, México tiene aún un largo camino por recorrer para contar con un sistema de innovación.

El mismo reporte reconoce como positivas la adopción de las leyes de 1999 y 2002 de ciencia y tecnología, la nueva Ley Orgánica del Conacyt y la aprobación del Programa Especial de Ciencia y Tecnología (Pecyt) de 2001-2006, pero subraya que "en general las metas fijadas no se han alcanzado, y la debilidad estructural continúa afectando el desempeño del sistema de innovación".

Los factores esenciales para promover una visión de México como líder en I+D, son:

- Inversión en ciencia y tecnología: el gasto bruto en este renglón en México es el más bajo de su área de la OCDE, con un 0.4 por ciento del PIB, valor que ha fluctuado en esos niveles desde el año 2000. (Ciencia, tecnología e industria, OCDE 2010.)

- Producción y patentes: en 2008, México obtuvo 0.14 patentes y 73 artículos científicos por cada millón de habitantes, la cifra más baja del área de la OCDE, y 22 por ciento de las patentes PCT de México fueron presentadas con la participación de colaboradores en el extranjero. (Ciencia, tecnología e industria, OCDE 2010.)

- Capital humano en ciencia y tecnología: en 2008, México alcanzó 24.7 por ciento de graduados en ciencias e ingeniería, por encima del promedio de la OCDE; sin embargo, tuvo menos de un investigador por cada mil empleos, la cifra más baja de la OCDE, y la tasa de empleos de los graduados con nivel de doctorado estuvo por debajo del promedio de 18 por ciento. (Ciencia, tecnología e industria, OCDE 2010.)

El mayor reto de México es crear las condiciones de soporte, a través de una serie de canales que incluyen aspectos clave como educación y reformas jurídicas, para crear un ambiente competitivo y coherente para fomentar la vinculación de las políticas de apoyo a la investigación, el desarrollo y la innovación.

Y en este reto, hay que decirlo, no han sido capaces de enfrentarlo y superarlo las autoridades competentes (secretarías de Salud, de Economía y de la Función Pública, el Conacyt, etcétera), ni las universidades, ni el Poder Legislativo, por lo que el rezago es ya alarmante.

Esto requiere de acciones y estrategias encaminadas a fortalecer la investigación pública y estimular su contribución a la innovación; fomentar el desarrollo y movilidad de los recursos humanos altamente calificados adoptando un enfoque estratégico, y de fortalecer la capacidad regional de ciencia, tecnología e innovación mediante el desarrollo de un plan maestro para la cooperación federal/estatal para el desarrollo de la infraestructura en ciencia y tecnología.

Sin duda, esto requiere de altura de miras, de estrategia, recursos, voluntad política generalizada y de una cultura de cambio.

Afortunadamente, la sociedad civil, a través de sus instituciones filantrópicas más reconocidas, contando con el apoyo técnico-científico de investigadores de algunos de los más importantes institutos nacionales de salud, de algunas unidades médicas de alta especialidad del IMSS, y con el respaldo de la academia, han podido realizar un profundo análisis de la situación existente, de los impedimentos normativos y legales, y cuentan ya con la propuesta para superar los retos aludidos y encaminar a México por la senda promisoria del desarrollo científico y tecnológico necesario para avanzar y trascender internacionalmente en este siglo.

Publicado el 26 de agosto de 2011

Última actualización ( Lunes, 05 de Septiembre de 2011 20:23 )