Anuncio

Búsqueda

Colaboraciones

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Prev Next

Historia de los CPI

Historia de los  CPI

  El Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt   El Conacyt y el Sistema Cuando el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) fue creado en 1970, dependió de la Presidencia de la...

05 Mar 2012

Read more

Odisea para comprar unos boletos

Odisea para comprar unos boletos

Por Gaby Flores (gaby_flores@hotmail.com) Todo empezó como un día normal. Llevé a Shanti a su pediatra para revisar que su oído estuviera libre de infección tras 10 días de tratamiento con...

02 Mar 2012

Read more

Mapa láser en 3D muestra cambios después de un sismo

Mapa láser en 3D muestra cambios después de un sismo

Por Alejandro Hinojosa Corona / Departamento de Geología, CICESE La Tierra “sólida” no es tan sólida; está en una continua transformación generando montañas y abriendo océanos, donde la mayoría de estos...

10 Feb 2012

Read more

¿Para qué sirve una Agencia Espacial?

  La percepción de la población en general acerca de una agencia espacial nacional suele estar muy alejada de la realidad, sobre todo porque se desconoce las actividades que se pueden realizar, el...

17 Nov 2011

Read more

El nuevo paradigma; educación y cambio

El nuevo paradigma; educación y cambio

Del 6 al 10 de diciembre, en el Teatro universitario campus Mexicali, se llevará a cabo el VI Congreso internacional nuevo paradigma de la ciencia en la educación, un...

17 Nov 2011

Read more

Cuatro Cienégas enfermo de muerte

Cuatro Cienégas enfermo de muerte

Por: Valeria Souza (souza.valeria2@gmail.com) El sistema hidrológico del Churince, dentro del valle de Cuatro Ciénegas en Coahuila está enfermo de muerte. Este año 2011, no solo perdió los ríos y lagunitas que...

18 Oct 2011

Read more

Denominación de origen: entre la geografía y la responsabilidad

Denominación de origen: entre la geografía y la responsabilidad

Los efectos de la globalización plantean que las denominaciones de origen no deben ser otorgadas únicamente bajo criterios geográficos, sino que tienen que diversificarse, en virtud de los cambios que...

08 Jul 2011

Read more

La divulgación de las Ciencias de la Tierra sólida

Luis A. Delgado Argote La experiencia de platicar al público no especializado acerca de los procesos relacionados con la formación de cristales, de rocas y de montañas, entre otros, suele ser...

25 May 2011

Read more

¿Divulgar o fomentar la ciencia?

Gabriel Rendón Márquez En los últimos años se han incrementado los programas televisivos dedicados a la difusión de la ciencia a través de documentales que muestran los avances de la ciencia...

24 May 2011

Read more

Divulgación: ¿Conocimientos o inquietudes?

Divulgación: ¿Conocimientos o inquietudes?

Enrique Gómez Treviño Tal vez en lugar de difundir conocimientos deberíamos esparcir inquietudes. Y es que todos y cada uno de los resultados de la ciencia fueron precedidos por la inquietud...

24 May 2011

Read more
Anuncio

Síguenos en

Denominación de origen: entre la geografía y la responsabilidad | Imprimir |
Escrito por Colaborador on Viernes, 08 de Julio de 2011 17:41   

agave
Los efectos de la globalización plantean que las denominaciones de origen no deben ser otorgadas únicamente bajo criterios geográficos, sino que tienen que diversificarse, en virtud de los cambios que presentan las zonas productoras. En este sentido, es necesario que México incremente sus esfuerzos por obtener un mayor número de denominaciones,

donde es importante la conjunción de esfuerzos de académicos, empresarios y autoridades, además de que se requieren nuevos mecanismos de validación de calidad, ya que dicha categoría también implica responsabilidades, coincidieron en señalar especialistas de los Centros Públicos de Investigación (CPI)-Conacyt enlazados por videoconferencia en el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS-DF).

 

El encuentro fue organizado por el Consejo Asesor de Difusión, Comunicación y Relaciones Públicas (CADI) del sistema de CPI-Conacyt, participaron investigadores del CIESAS-Occidente, El Colegio de Michoacán y el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), con el apoyo técnico del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, Baja California (CICESE).

Las particularidades que expusieron cada uno de los especialistas enlazados por videoconferencias en el CIESAS-DF fueron las siguientes:

México debería orientar sus gestiones para obtener un mayor número de denominaciones de origen

En los últimos meses China ha obtenido cinco denominaciones de origen para sus productos, debido al incremento de sus gestiones ante organismos internacionales, no obstante, México se ha orientado a buscar la categoría de marca colectiva, antes que pugnar por la denominación de origen, categoría que legítima socialmente a la región de origen del producto y es reconocida por el Estado, indicó la Dra. Guadalupe Rodríguez Gómez, especialista en el estudio de denominaciones de origen, comercio justo y consumo solidario del CIESAS-Occidente, en Guadalajara, Jalisco.

La marca colectiva es un signo distintivo que se asigna a un producto o servicio para diferenciarlo de otros similares, la titularidad la mantiene la asociación o figura jurídica que la haya solicitado, y puede ser modificada, en tanto que en la denominación de origen las decisiones quedan a cargo del Estado, el proceso de obtención es más complicado, vinculante a una región específica, que le otorga un valor agregado al producto en función del pasado sociocultural, el conocimiento y las prácticas de producción que se han llevado a cabo a través de generaciones y son legitimadas como propiedad intelectual, y protege al producto de imitaciones, aclaró la investigadora que recibió en 2002 el Premio de Ciencia y Tecnología otorgado por el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología del Gobierno del Estado de Jalisco.

La Dra. Rodríguez comentó que como son los productores quienes deben solicitar la denominación de origen, éstos muchas veces desconocen que existe este mecanismo, a través del cual otorgarle un valor agregado a sus productos, además de que la solicitud es complicada, lo que plantea la necesidad de que el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) sea transformado, en virtud de que establece reglas difíciles de comprender que implican para los productores una asesoría permanente. Este procedimiento se debería optimizar a fin de conseguir dicho reconocimiento para productos como la papaya o la guayaba.

Asimismo, mencionó las limitaciones de la categoría de denominación de origen, ya que recurren a parámetros geográficos que son excluyentes para productores que no forman parte de las zonas de producción reconocidas, por lo que debería ir más allá del reconocimiento de la región de origen. Esta categoría en los términos en que está establecida respecto a su carácter geográfico, resulta en algunos casos contraproducente, pues quienes están dentro de la región tienden a ejercer prácticas monopólicas, mientras que los que están fuera son excluidos y con ello se incrementa el tráfico ilegal y las imitaciones fraudulentas.

Refirió que al realizarse las gestiones para la denominación de origen del Tequila (1974), los productores de Jalisco se oponían a que se incluyera a los del estado de Tamaulipas, por lo que hubo que establecer un pacto. De igual manera, Chile le ganó la denominación a Perú respecto al pisco, porque consiguió que México le diera este reconocimiento primero. Señaló que antes se creía que México no tenía ningún producto que aportar al mundo, y en los últimos treinta y siete años se han conseguido trece denominaciones de origen: tequila, mezcal, artesanías de Olinalá, talavera, bacanora, ámbar de Chiapas, café veracruzano, sotol, charanda, mango ataulfo, café de Chiapas, vainilla de Papantla y el más reciente, el chile habanero en 2010, por lo que es necesario que las negociaciones de México se mantengan en esta línea en el marco de la globalización.

La denominación de origen del tequila debería optar por la diversidad ante los cambios de las zonas productoras

Debido a que las denominaciones de origen se asignan con base en criterios geográficos, es conveniente que opten por una mayor diversidad, ya que en el caso del tequila las zonas productoras de agave que menos se plagan son las de Nayarit, Guanajuato, Michoacán y el sur de Jalisco, aunque las regiones de Arandas-Atotonilco y Amatitán-Tequila en Jalisco son las más conocidas, las cuales enfrentan empobrecimiento por la erosión y contaminación de suelos, disminución de rendimientos por kilogramo y de azucares reductores en las plantas de agave, así como la sequía y migración de la fuerza especializada de trabajo, afirmó el Dr. José de Jesús Hernández López, investigador del CIESAS-Occidente.

El especialista en el estudio de la transformación de paisajes culturales en la región agavero-tequilera de Jalisco y la situación de los jornaleros de agave, comentó que la denominación de origen no debe convertirse en un ceñidor, sino que deben adaptarse a la realidad, que demuestren las tradiciones culturales que hay detrás.

El Dr. Hernández comentó que con la denominación de origen (DO) se logró asociar al tequila con nuestro país, “tequila es México”, el Estado es el propietario del nombre del tequila, categoría que fue asignada con base en construcciones geográficas que se han modificado con el paso del tiempo y que en su momento sirvió para proteger a este producto de pseudotequilas japonenses, estadounidenses y más recientemente sudafricanos y chinos, lo cual resulta importante en el contexto exterior.

Sin embargo, en el interior del país, refirió que se habla poco de cómo el tequila padece una “adulteración de origen” dado que existen destilados 100% de agave y otros que permiten hasta el 49% de otros azúcares, por lo que en el contexto nacional es poco funcional la denominación de origen.

El investigador señaló que geográficamente la denominación de origen del tequila puede dividirse en centro, coincidente con las zonas donde se encuentran instaladas las industrias destiladoras; periferia, correspondiente a las regiones más alejadas de las fábricas y las que a pesar de estar cerca no cumplen con las características geográficas mínimas para realizar el cultivo y semiperiferia, conformada por las zonas a donde se está expandiendo el agave prácticamente desde 2006, luego de la declaración de una porción del territorio de la DO como “Patrimonio cultural de la humanidad”.

“La DO el Tequila se ha vuelto anacrónica en su interior, incapaz todavía de saborear el reposo y enriquecimiento que la diversidad de formas de elaborar tequila le brindan”. En opinión, del investigador convendría mejor que tuviéramos varios centros y ninguna periferia. La DO en el interior debería funcionar como una ventana para dar a conocer la diversidad de expresiones culturales en torno al tequila, porque hay una tremenda vitalidad interna en la región tequilera y por lo tanto la apuesta estaría en la diversidad, afirmó.

Se requiere un compromiso de gobiernos locales e instancias federales para valorar a la región productora del queso Cotija

cotoja
Los productores de queso Cotija de la sierra de Jalmich, ubicada entre los estados de Jalisco y Michoacán enfrentan condiciones de marginación y asilamiento en la comercialización del producto por estar instalados en la periferia de las zonas mercantiles, de ahí que el reto para la región sea incorporar este producto artesanal en la economía formal, aseguró el Dr. Esteban Barragán López, investigador de El Colegio de Michoacán.

La incursión del queso Cotija a las cocinas internacionales ha sido paulatina y satisfactoria, con más de cuatrocientos años de antigüedad. “En noviembre de 2006 este producto obtuvo el primer lugar en el campeonato mundial de quesos de calidad en Cremona, Italia y cada vez va teniendo más incursiones en destacados foros como en Nairobi, Kenia en noviembre de 2010”, celebró el investigador.

La obtención de la denominación de origen para el queso Cotija implica recorrer un camino complejo -que lo lleve más allá de la marca colectiva Cotija Región de origen (2005) que actualmente posee-, debido a la falta de legislación que impacta en el terreno institucional. El Instituto Mexicano de la Producción Industrial (IMPI) remite precisamente a los productos industriales y no incluye a los de corte tradicional, los cuales no encuentran un marco normativo que los proteja, por lo que los académicos, empresarios y el Estado deben unir esfuerzos. Se requiere una postura de Estado que favorezca la valoración de estos patrimonios, refirió el investigador del Centro de Estudios Rurales de El Colmich.

El especialista en el estudio de los procesos de apropiación de bienes culturales señaló que los ranchos como asentamientos humanos dispersos requieren de canales de difusión y distribución para lograr la rentabilidad de su producto. Indicó que durante siglos, la trasportación del queso a los centros de consumo se realiza de forma tradicional a lomo de mula, además los productores se encuentran a merced de los abarroteros quienes fijan el precio del queso.

Para lograr estos objetivos, se requiere un compromiso de gobiernos locales e instancias federales para establecer reglas que favorezcan la valoración de la región productora, añadió el Dr. Barragán. La rentabilidad de los productores necesita centros de acopio que permitan un precio justo, más un margen de ganancia preestablecido. Señaló que los productores deberían entregar el queso en centros de acopio para que mediante un proceso de añejamiento obtengan un valor agregado, así como mejores canales de distribución.

Metodología para medir cuantitativamente la calidad del chile habanero

Con el objetivo de establecer parámetros cuantitativos para conocer la calidad del chile habanero, que obtuvo su denominación de origen en 2010, se utilizó una metodología llamada cromatografía líquida de alta resolución para medir cuantitativamente su grado de pungencia (picor), lo que permitió unificar los criterios y fijar los parámetros de la Norma, informó el Dr. Ignacio Islas Flores del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY).

A través de este método puede medirse el grado de pungencia en el conjunto de capsaicinoides presente en el chile habanero que se cultiva en los estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo, como parte de sus cualidades únicas para la certificación como un producto con denominación de origen, categoría que proporciona ventajas, pero también responsabilidades, indicó el Dr. Islas.

La pungencia es el principal atributo de los frutos de Capsicum chinense Jacq. (chile habanero), y corresponde a la sensación resultante de la estimulación de receptores del dolor distribuidos en la cavidad bucal, incluyendo boca, paladar y garganta. Es una característica atractiva para el consumidor, pues es el picor del chile y el sabor que añade a los alimentos.

En un principio, se tomaban en cuenta solo características cualitativas del chile habanero, tales como tamaño, color y forma, sin embargo, como parte de la tendencia de protección y búsqueda de la denominación de origen, el CICY recurrió a esta metodología que permite evaluar dichas características de manera cuantitativa. “Yucatán es un sitio único de la diversificación de la especie, pues el habanero tiene un aroma, sabor y niveles de pungencia diferentes y sobresalientes, características determinadas por factores ambientales como la disponibilidad del agua y la riqueza de los suelos en donde se cultiva”, apuntó el Dr. Islas.

El origen del chile habanero se encuentra en la cuenca del Amazonas, posteriormente fue llevado a las islas del Caribe y de ahí a la península de Yucatán; al ingresar a esta zona, por sus características ambientales, adquirió características particulares que lo diferencian y hacen único.

En el CICY es posible encontrar una colección de doscientos tipos de chile habanero, incluyendo criollos. “Nuestra Unidad ha participado en el establecimiento de metodologías, parámetros y criterios como tamaño mínimo, máximo, pungencia y picor en estado maduro, tipo y formas que deben cubrir”, señaló el experto.

Esta forma de medición representa un área de oportunidad para la cadena productiva de esta especie, ya que se podrán cuidar los criterios para proteger la denominación de origen. El académico comentó que los volúmenes de venta del chile habanero se han incrementado, en fresco en el territorio nacional y en el extranjero, se han exportado cien toneladas de manera procesada, principalmente a los países asiáticos, como Japón y Corea, donde además de consumirse, se utiliza como elemento industrial y para seguridad personal.

Nota: Boletín de prensa del Sistema de Centros Públicos de Investigación CONACYT

 
Última actualización ( Lunes, 23 de Enero de 2012 22:01 )